Clavelina lepadiformis

Clavelina lepadiformis

 

Colonia de clavelinas junto a otra ascidia

Colonia de Clavelina lepadiformis en aguas de la Ría de Vigo. A la derecha puede verse un ejemplar de otra ascidia (Styela plicata?) y alrededor de la colonia varios ejemplares de bellotas de mar.

   Las ascidias pertenecen al Tipo Cordados: animales con un cordón nervioso dorsal único rodeado de una notocorda o falsa columna vertebral, que tienen cavidad celómica (cavidad corporal) y que poseen hendiduras branquiales. Dentro de los Cordados encontramos a los animales más desarrollados evolutivamente. Hay cordados vertebrados, que posen columna vertebral con vértebras (aves, peces o nosotros mismos), y cordados invertebrados entre los cuales están las ascidias, que conforman el Orden Tunicados o Urocordados.

   Cuando nacen, las ascidias pasan por una fase larvaria móvil de tipo renacuajiforme, para acabar asentándose sobre el fondo marino, dando lugar a organismos bentónicos. Esta larva es la que posee la notocorda, que en el adulto desaparece. La Clavelina puede aparecer sola o formando colonias, estando unidos los individuos por su zona basal mediante estolones. Como todas las ascidias, su cuerpo tiene forma de saco hueco, recubierto por una túnica gruesa (de ahí el nombre de tunicados). Las ascidias poseen dos orificios en el extremo terminal. Uno de ellos, el mayor y generalmente el mas distal, es la abertura exhalante y otro algo menor a su lado es la abertura inhalante. Por ellas sale y entra respectivamente el agua circundante, dejando en el interior del animal las partículas alimenticias. En el cuerpo se distinguen dos regiones, la superior y mas grande denominada branquial (aloja la branquia, distinguiéndose en las clavelinas hasta 12-16 aberturas branquiales) y otra más pequeña y  más próxima a la base de fijación que es la gástrica, que la ocupan el estómago y el sistema reproductor, así como el sistema circulatorio.

   Son hermafroditas y el ciclo reproductor es muy curioso. Los animales se comienzan a desarrollar al final del invierno a partir de pequeñas “yemas” que permanecen en el sustrato. Éstas se van desarrollando durante la primavera hasta evolucionar a adultos. Dentro de la cavidad gástrica se acabarán formando numerosas larvas que se pueden apreciar en el interior como una especie de esferas rojizas. Esas larvas cuando se desarrollan del todo parecen renacuajos y son expulsadas al exterior para asentarse de nuevo sobre el sustrato, donde permanecerán en estado latente hasta que se inicia el nuevo ciclo, una vez pasado el invierno. Hacia finales del otoño las formas adultas se desintegran y desaparecen.

   Miden en torno a los 2-4 cms. y tienen color translúcido y aspecto gelatinoso. Es característica de esta especie una linea blanca o amarillenta, que rodea los orificios y que baja hasta la base del animal. El estómago es marrón con marcas blanco-crema. Las aberturas inhalante y exhalante están muy juntas, son cortas y tienen el borde sin festonear. La región branquial es bastante más corta que la gástrica. Viven sobre sustratos duros, sobre todo de piedra, hasta unos 50m. de profundidad.

Colonia junto a

Colonia junto a esponjas y otros animales. En la clavelina muchas veces se presenta un segundo anillo blanco alrededor de los orificios exhalantes, como es el caso de los individuos de la imagen.(Fotografía tomada en el Puerto Exterior de la Ría de Ferrol).

Detalle

Detalle de los agujeros inhalante y exhalante (el mayor).

Otra

Otra imagen de una colonia, esta vez en aguas de Ribeira (Ría de Arosa)

Jueves, marzo 25th, 2010 Clavelina lepadiformis No hay comentarios
Robe De Mariée festklänningar Balklänning Robe De Mariée Robe De Mariée Balklänning