Orden Acitiniarios

ANÉMONA DE ERMITAÑO (Calliactis parasitica)

 

Calliactis parasitica-4Esta anémona, más alta que ancha, puede alcanzar 80×50 mm. Su color es crema-amarillento surcado de listas longitudinales marrones. Los tentáculos son numerosos (hasta 700) y su color, un tanto translúcido, puede ir desde el amarillo pálido al anaranjado o rojizo. Aparece con frecuencia sobre conchas vacías del gasterópodo Buccinum undatum, que a su vez suelen ser ocupadas por el cangrejo ermitaño Eupagurus bernhardus. Pero no es infrecuente encontarla también sobre conchas vacías de otras especies o sobre piedras del fondo. A pesar de su apellido “parasítica”, realmente su relación con el cangrejo es mas bien de tipo mutualista; en esta relación de beneficio para ambos el cangrejo le aporta transporte y residuos de su propia comida, mientras que la anémona disuade a pulpos y otros predadores que podrían atacar al cangrejo. La anémona defiende al animal con su células urticantes, pero también con unas secrección adhesiva filamentosa en la que se queda enredado el atacante, en la cual estas células ponzoñosas son especialmente abundantes ( acontia).

Calliactis parasitica

Este ejemplar aloja una araña de mar (Inachus spp.) entre sus tentáculos Ésta busca la protección de sus células urticantes.

Calliactis parasitica-3

Cuando la anémona es molestada, retrae sus tentáculos dentro del cilindro corporal y emite unos filamentos blanquecinos y adherentes denominados acontia, cargados de células urticantes (nematocistos) que pueden matar un pez u otro animal pequeño.

calliactis parasitica-7

Individuo con tentáculos rosados. Foto en la Ría de Vigo, junto al faro de la Borneira.

Calliactis parasitica-5

Otro ejemplar con color anaranjado en su corona de tentáculos. Ría de Arosa frente al muelle de Ameixeiras junto a Ribeira.

Viernes, octubre 18th, 2013 Calliactis parasitica No hay comentarios

ANÉMONA DALIA (Urticina felina= Tealia felina)

Urticina felina (=Tealia felina)

   Las actinias o anémonas de mar conforman un Orden (actiniarios) cuyos miembros se caracterizan por carecer de esqueleto. Son pólipos de cierto tamaño, en forma de columna y con un disco pedio o de fijación. Son sedentarios, pero no adheridos al substrato. Suelen ser solitarios o a veces aparecen reunidos en grupos, pero no son coloniales como otros parientes de la Clase Antozoos.

   Esta especie en concreto puede alcanzar los 10-15 cm. de diámetro y se fija firmemente al fondo mediante un disco adherente potente. Vive sobre substratos duros, generalmente protegidos de la luz fuerte, desde el inframareal hasta los 600m. Cuando se retrae puede pasar bastante desapercibida porque adhiere restos de grava o conchas a su columna. Esta columna está externamente recubierta de una especie de verrugas, generalmente verdosas, a las que se adhieren los materiales citados.

   Posee de 80 a 160 tentáculos relativamente cortos que se presentan como multiplos de 10. Son robustos y retráctiles. Los tentáculos poseen un color translúcido y están frecuentemente adornados con bandas. El color del cuerpo puede ser muy variable y bastante vistoso, mostrando tonos de gris, azul o verde con bandas rojas. La boca y disco oral ofrecen tonalidades verde oliva, rosado o azul. Se reconocen hasta cuatro variedades cromáticas: dos de ellas serían la Coriácea (verrugas grandes y base hasta 5,5cms. Distribución norte de Europa) y Loftensis (verrugas poco aparentes, base 12cms o más, amplios tentáculos, columna normalmente más alta que ancha y generalmente sin incrustaciones de grava. Bastante extendida y común.

Individuo sobre grieta rocosa con los tentáculos extendidos.

Individuo sobre grieta rocosa con los tentáculos extendidos. Fotografía tomada en una inmersión nocturna en la Isla de Rúa (Ría de Arosa)

Viernes, febrero 5th, 2010 Urticina felina No hay comentarios

TOMATE MARINO (Actinia equina)

 

  Ejemplar desplegando sus tentaculos.

Ejemplar desplegando sus tentáculos para capturar alimento. En el centro del disco oral se aprecia una abertura que hace las veces de boca y que da acceso a la cavidad gastrovascular.

   Las actinias junto con las anémonas componen el Orden Actiniarios, que se caracterizan por ser animales generalmente solitarios o no gregarios, que viven más o menos anclados al sustrato y que poseen brazos sencillos, sin ramificar. Tienen el cuerpo blando, sin esqueletos calcáreos. Para esta especie se reconocían antes diferentes variedades de color que en la actualidad han derivado en especies diferentes debido a estudios genéticos o ecológicos más exhaustivos. 

   Viven en la zona intermareal o en los primeros metros bajo la misma. Se presentan en paredes generalmente verticales y preferentemente de sombra. Suelen permanecer cerradas hasta las horas oscuras en que despliegan sus tentáculos para capturar el alimento. En la bajamar resisten bastante fuera del agua, replegándose sobre si mismas y quedando con la apariencia externa de un tomate, de ahí su nombre común. También podemos encontrarlas, aunque con menos frecuencia,  parcialmente cubiertas por arena.

   Son animales carnívoros agresivos y voraces que comen partículas o animalillos que les trae la corriente aunque no desdeñan cualquier ocasión que se les presenta para atacar bivalvos, gasterópodos, nudibranquios, briozoos, quitones,etc,…Por otra parte se conoce que esta especie sirve a su vez de alimento al nudibranquio Aeolidia papillosa. Lo cierto es que he podido encontrar un individuo de esta especie bajo el plano de roca sobre el que se encontraban numerosos ejemplares de A. equina.

Aspecto del animal cerrado sobre si mismo bajo el agua. Cuando queda en seco en la bajamar se repliega del mismo modo aunque el aspecto suele ser más globoso, reteniendo agua en su interior para soportar mejor el tiempo de bajamar.

Aspecto del animal cerrado sobre si mismo bajo el agua. Cuando queda en seco en la bajada de marea se repliega de manera similar, aunque el aspecto suele ser más globoso, reteniendo agua en su interior para soportar mejor el período de bajamar.

   Poseen 6 coronas de brazos lisos, más anchos por la base que suman hasta 192 unidades. El color habitual es el rojo aunque existen también individuos verdes. Dentro del rojo, algunos autores reconocen dos variedades; una más tendente al tono marrón y con menos brazos, y otra más rojiza y con mayor número de brazos. Lo que antes se consideraba variedad fresa, caracterizada por tener puntos verdes sobre el pie rojo, se ha descrito como especie separada  y denominada Actinia fragacea (carter & thorpe 1981). Otra característica identificativa, es también una linea azul que rodea la base de la columna corporal por la que se fija al sustrato, y tambien una hilera de “cuerpos azules” a modo de abultamientos o verrugas en la parte superior del cuerpo, donde se inician los brazos. Estas estructuras, llamadas acrorhagi, están llenas de péptidos con actividad urticante (equistatina y equinatoxina) cuya finalidad es defensiva, evitando la proximidad de depredadores y también de otros individuos de la misma especie.

   La reproducción de esta especie es realmente peculiar. Los sexos son separados y pueden reproducirse de manera sexual o asexual. En la asexual puede darse partenógénesis o un simple crecimiento vegetativo por escisión. En la reproducción sexual el macho produce esperma que se introduce en la cavidad gastrovascular de la hembra y allí produce una larva que es incubada durante un tiempo. Después la larva sale al exterior y pasa un período libre en el medio para entrar luego de nuevo a la cavidad corporal de otra anémona (macho o hembra), donde completa su desarrollo. Cuando este se ha completado, el adulto hospedante catapulta al medio mediante bruscas contracciones a su retoño,  ya preparado para fijarse al sustrato y empezar su propia vida.

 

Formas juveniles. Asentadas en un plano rocoso donde se encontraban otros ejemplares adultos.

Formas juveniles. Asentadas sobre un plano rocoso donde se encontraban también otros ejemplares adultos.

 

Pareja de ejemplares de las dos variedades típicas: roja y verde.

Pareja de ejemplares de las dos variedades típicas: roja y verde.

Jueves, noviembre 12th, 2009 Actinia equina No hay comentarios

Anemonactis mazeli

 

 

Juvenil de araña de mar (Macropodia deflexa) protegiéndose entre los tentáculos de la anémona.

Juvenil de araña de mar (Macropodia deflexa) protegiéndose entre los tentáculos de la anémona.

   Esta anémona se entierra en fondos de arena, grava, fango o cascajo, mostrando solo sus tentáculos gruesos y rematados en una especie de bola terminal. El color es variado; suele tener la columna naranja, rojo, marrón o blanco con barrados o puntos blanco o crema. El disco y los tentáculos suelen ser crema, naranja o decolorados, a menudo salpicados de marrón o púrpura. Probablemente existan otras variantes de color.

   La columna puede alcanzar los 12 cms. de largo y posee 20 tentáculos en dos coronas de 10. Se describe entre los 20  y los 650 m. de profundidad, aunque en la Ría de Arosa la he visto a partir de los 10 m. de profundidad.

   A continuación presento una serie fotográfica que he podido obtener mientras retrataba un ejemplar y que muestra la captura de un pequeño gobio (Pomatoschistus pictus) por parte de esta anémona. El ser espectador directo de estas escenas es el pequeño privilegio de que uno disfruta cuando dedica tiempo y atención a la observación del medio natural…

anemonactis-mazeli-mata-pomatoschistus-pictus-2

1-La anémona yace enterrada en un fondo de cascajo y coralígeno con los brazos desplegados a la espera de que se aproxime una posible presa.

2-Una pareja de gobios merodea curiosa alrededor de la anémona atraídos por la luz del flash.

2-Una pareja de gobios incautos merodean curiosos alrededor de la anémona atraídos por la luz del flash.

3- Uno de los gobios se aproxima demasiado y es atacado por los tentáculos de la araña que le inyectan substancias paralizantes. Intenta debatirse pero no logra liberarse.

3- Uno de los gobios se aproxima demasiado y es sujetado por los tentáculos de la anémona, que le inyectan substancias paralizantes. Éstas provienen de las células urticantes que posee en la superficie de los brazos. Se debate pero no logra liberarse.

4-El animal deja ya de agitarse y es aproximado al centro del disco de la anémona y los brazos empezarán a rodearlo.

4-El animal en shock deja ya de agitarse y es aproximado al centro del disco de la anémona, mientras que los brazos del animal empezarán a rodearlo en un abrazo mortal.

5-El gobio empieza a ser engullido hacia la cavidad corporal de la anémona.

5-El gobio empieza a ser orientado y engullido hacia la cavidad corporal de la anémona.

6- Ya no se ve más que el extremo de la cola. El animal será digerido dentro de la cavidad celómica gracias a la secrección de jugos digestivos.

6- Ya no se ve más que el extremo de la cola. El animal será digerido dentro de la cavidad celómica, gracias a la secrección de jugos digestivos que tiene lugar en su interior.

7-La anémona permanece replegada mientras el gobio es digerido. Al término de la digestión eliminará los restos por el mismo orificio, envueltos en un halo mucoso característico.

7-La anémona permanece replegada mientras el pececillo es digerido. Al término del proceso digestivo serán eliminados los restos por el mismo orificio (que es boca y ano a un tiempo), envueltos en un halo mucoso característico. Mientras, el gobio "viudo" parece contemplar incrédulo la escena.

Lunes, octubre 19th, 2009 Anemonactis mazeli 1 comentario
Robe De Mariée festklänningar Balklänning Robe De Mariée Robe De Mariée Balklänning