Chaetopleura angulata

QUITON RUGOSO (Chaetopleura angulata)

 

Especimen sobre un mejillón en un fondo limoso de la Ría de Vigo.

Especimen sobre un mejillón en un fondo limoso de la Ría de Vigo (bajo el Puente de Rande).

   Los quitones tienen un aspecto un tanto prehistórico, casi de fósil. De hecho las 600 especies que existen no han sufrido grandes transformaciones en su evolución desde el Paleozoico, pareciéndose mucho al molusco ancestral que los paleontólogos utilizan como animal tipo para el estudio del Phylum. Son todos marinos, de aguas más bien someras, salvo excepciones, y de ecología y morfología similares.

   El cuerpo lo rodea un cinturón carnoso, y un pié muscular potente ocupa toda la cara inferior y lo fija al sustrato, pudiendo vivir gracias a su fuerte adherencia en costas expuestas al oleaje. Levantan el extremo anterior y posterior de ese cinturón carnoso o cíngulo, para que circule el agua por sus 6 hasta 80 branquias (según la especie), que se alojan en la cavidad del manto. Para esto se ayudan de un sistema ciliar activo. La cavidad del manto tiene forma alargada, a modo de dos canales que acompañan al pie carnoso a ambos lados del animal y en toda su longitud.

   Son micrófagos, alimentándose de pequeños vegetales o animales que “raspan” con su rádula quitinosa, que por cierto puede contener magnetita. La rádula es una estructura alargada sobre la cual hay hileras de dientecillos que hacen la función de una lima o raspador, ayudando al animal a desmenuzar el alimento. Aunque no poseen ojos ni tentáculos, localizan su alimento gracias a un órgano sensorial llamado órgano subradular que les es característico. Este órgano lo sacan fuera de la boca para “probar” el sustrato antes de usar su rádula. El sistema nervioso es sencillo, pero poseen un órgano característico y único entre los moluscos: los estetos. Consisten en pequeños organos fotosensibles que se abren camino a traves de pequeños canales existentes en las placas de la concha.

   Tienen sexos separados (dioicos) y los gametos se eliminan al agua circundante o bien se unen en el manto de la hembra donde se produce la fecundación. Los huevos se incuban allí o pueden ser eliminados al mar donde se desarrollan hasta una larva trocófora, que metamorfosea hasta adulto sin pasar por una fase véliger intermedia.

   Esta especie tiene el dudoso honor de pertenecer a la lista de animales introducidos por el hombre de modo artificial en el ecosistema marino europeo. Esto tuvo lugar en el siglo XIX o incluso antes. Se cree que pudo venir adherido a los cascos de los barcos en las travesias transoceánicas, pues su origen es sudamericano. Se especula con que Ferrol o Vigo pudieron ser las rías de destino originales pues en ambas se encuentran en gran abundancia.

Cualquier sustrato es adecuado para la fijación del animal. Incluso esta botella de cristal abandonada en el fondo del puerto de Ribeira.

Cualquier sustrato es adecuado para la fijación del animal, incluso esta botella de cristal abandonada en el fondo del puerto de Ribeira. El color de esta especie es castaño y tiene un rayado longitudinal característico en las placas, junto con otro transversal en las areas laterales de cada placa.

quiton (Chaetopleura angulata)

Suelen aparecer en las grietas de las rocas o adheridos a las piedras bajo su superficie, ocultos de depredadores y del embate de las olas.

 

Viernes, enero 15th, 2010 Chaetopleura angulata No hay comentarios
Robe De Mariée festklänningar Balklänning Robe De Mariée Robe De Mariée Balklänning